Search
viernes 15 diciembre 2017
  • :
  • :

Persona de la tercera edad sufrió un traumatismo cuando cobraba pensión

Persona de la tercera edad sufrió un traumatismo cuando cobraba pensión

César Guilarte/ Foto: César Guilarte

Un sol picante, olas de calor extenuantes, empujones, “arrecostaderas”, horas de mucha sed e intensa hambre, amanecer en la puerta de la entidad bancaria, ojeras luego de días sin poder dormir ni bañarse, entre otras tantas condiciones, es lo que viven los adultos mayores usuarios del banco Bicentenario desde el pasado lunes 13 para tratar de cobrar la pensión, la cual fue depositada desde el viernes 10 de noviembre en la única sede de Puerto Cabello.

Víctor Capuano no escapa de esta triste realidad cada vez que va a cobrar “los churupos” de la pensión otorgada por el Instituto de los Seguros Sociales de Venezuela (IVSS), ya que vive un verdadero calvario como todos los clientes de esta entidad financiera; pero esta vez fue distinta, ya que en esta ocasión salió con traumatismo en gran parte del cuerpo por un altercado ocurrido con una fémina que quiso colearse y este le reclamó.

El adulto mayor, residente de la Ciudad Cordial, se encontraba con más de siete días en la cola y, al posicionarse en el quinto lugar, una señora quiso quitarle el derecho del puesto. Al respecto, el pensionado explicó: “pasamos trabajo cada vez que venimos a cobrar, ¡ahora bien! esta persona lechuga fresca me quiso quitar mi puesto junto a mi compañero que estaba detrás de mi persona, cuando le aclaré a la señora que yo iba en ese sitio ésta se me vino encima acompañada por otros individuos, tumbándome al suelo y ocasionándome aporreos que aún me duelen y que nadie del banco o vigilante hiciera algo en defensa de mi persona y de mi amigo que también fue lesionado por esta gente”.

El declarante añadió: “no es justo que uno en estos espacios duerma a merced de la delincuencia y del peligro de la noche, porque estos espacios son solos y oscuros, para que esta señora venga de su hogar de dormir toda su noche en su cama y desayunada a querer llegar a ubicarse delante de los que tenemos días haciendo un gran esfuerzo para cobrar”.

Desde hace tiempo alrededor de la entidad bancaria mencionada, como en otros públicos y privados, los abuelitos son incluidos en la lista del IVSS y en la Misión Amor Mayor, lo que produce un colapso en éstas, y no se dan abasto cuando se hace incontenible la alegría y la necesidad de las personas que quieren hacer efectivo el beneficio de inmediato, y desbordan las entidades donde se exponen a condiciones infrahumanas.

Pero también es inconcebible que no se prevea esa contingencia, que no haya nadie en estos bancos con voz de mando, conscientes del problema, que sea capaz de ordenar operaciones extraordinarias, horarios especiales, que habilite personal, que sepa que se puede trabajar sábados y domingos, filtros de agua fría, sillas, en la que los amigos de la tercera edad se puedan sentar, y de esa forma brindarles una atención respetuosa y digna acorde con su edad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *