Search
viernes 15 diciembre 2017
  • :
  • :

Habitantes cerraron calle por problema de cloacas

Habitantes cerraron calle por problema de cloacas

Williams Salazar Fernández/wsalazarfernandez@gmail.com /Fotos: Kevys Aponte Capuano

La vía principal del sector Bartolomé Salom fue trancada por sus habitantes en horas de la tarde-noche del martes, para demandar la atención de las autoridades competentes en materia de redes cloacales. De acuerdo a las declaraciones de los propios vecinos, el desborde de líquidos residuales es un infortunio que acumula años en dicha localidad, ubicada en la parroquia Juan José Flores del municipio Puerto Cabello.

 

Emparrillados de alcantarillas, guacales y un pipote fueron colocados en el sumidero que se halla detrás de la estación de la Policía de Carabobo (mejor conocida como La Zulia), impidiendo parcialmente el tránsito vehicular. La fetidez que emana del colapsado sistema de aguas negras afecta a moradores, así como a trabajadores y estudiantes que suelen caminar por la arteria, la cual desemboca en los predios de la urbanización Alfredo Travieso Paúl (Las Llaves).

 

“La problemática que siempre hemos tenido en el sector son las cloacas, que se desbordan tanto en las casas como en las calles, en la calle Páez, en todo el sector (…) Aproximadamente aquí hay 400 familias”, señaló Reinaldo Scott, tras recordar que hace varios meses representantes del gobierno municipal informaron acerca de la reactivación de la sala de bombas en Cumboto Norte, labor que generaría la solución al derrame de fluidos putrefactos en Bartolomé Salom y Travieso Paúl.

 

De igual modo, Scott comentó que aunque la interrupción del paso de carros no es “lo correcto”, algunos miembros de la comunidad cerraron como medida de presión, pues el escenario es “insoportable”. En otro punto, pidió que la canalización adyacente sea saneada lo antes posible.

 

A su vez, Jesús Albarrán explicó que a raíz de este problema se destapó la acera del frente de su vivienda, esperando que se pudiera efectuar algún trabajo que impidiera el retorno de las aguas negras. Bajo su óptica los infantes de la zona son los más perjudicados.

 

“Uno llama a los camiones, nunca pueden, pero si llegas y les dices que le vas a pagar te cobran 40 o 50 mil bolívares por venir: si no hay plata, no vienen a destapar nada”, puntualizó Albarrán. Finalmente, denunció que el servicio de recolección de desechos sólidos tarda hasta 15 y 20 días en pasar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *