Search
lunes 20 noviembre 2017
  • :
  • :

¡Vengo a gobernar, no vengo hacer oposición!

¡Vengo a gobernar, no vengo hacer oposición!

Rafael Garrido

Si algún pueblo está clamando por un gobernante que se dedique junto con el resto de sus habitantes a resolver los acumulados problemas que se han venido amontonando por años; ese es mi pueblo de Morón, capital del municipio Juan José Mora, junto a sus parroquias, Urama, Alpargatón y Palma Sola, las cuales lucen totalmente abandonados, en donde por confesión de una gran mayoría de sus lugareños, lo único que agradecen son las políticas asistencialistas del Gobierno Nacional. Me refiero a las misiones o programas sociales que provienen del Gobierno Central, que si no fuera por las precitadas misiones, ese pueblo estaría conformado por un conglomerado humano frustrado, resentido y desilusionado al borde de la desesperación. Por ello es necesario que el próximo Gobierno Municipal haga causa común con el Gobernador del estado, los gerentes de las importantísimas empresas básicas, las numerosas industrias, el comercio, las mejores voluntades y definitivamente con toda la sociedad morense, para de esta manera devolverle la credibilidad a ese pueblo que resiste con hidalguía los avatares de una de las crisis mas espeluznantes por las que haya pasado pueblo alguno.

Morón luce estancado; las obras que hicimos hace ya más de tres lustros requieren de un mantenimiento mayor. En un 60%, los postes de las redes eléctricas que construimos en el pasado, especialmente en mi gobierno, en su mayoría, el tiempo y el salitre, por ser un municipio costeño, los han deteriorado, producto del ambiente abrasivo, propio de los pueblos que se encuentran muy cerca de las aguas del mar. Las aguas negras corren como ríos por las calles de las barriadas en donde las tuberías de las cloacas se han obstruido, y no hay autoridad alguna que atienda a los vecinos, tal como ocurre en la comunidad de la línea de Cavim, donde en un conglomerado de mas de 100 viviendas, las aguas negras pasan rosando el frente de las mismas, amenazando con enfermar a los residentes, en especial a los niños. Las autoridades de las empresas públicas de estos servicios, Corpoelec, Hidrocentro y la Alcaldía, se pelotean unos a otros las responsabilidades, en una demostración de incompetencia e ineficacia supina de las mismas. Vengo diciéndole a mi pueblo, que el Alcalde es el gerente de la ciudad y él no puede ser ajeno a ningún problema que afecte a la ciudadanía. Les he dicho que en mi gobierno realicé mas de 60 electrificaciones y mas de 40 aducciones de aguas blancas y no me paraba en darle solución, escudándome en que eran competencia de Cadafe, hoy Corpoelec e Hidrocentro, lo único que a mi me importaba era que mi gente no pasara necesidades por la falta de estos necesarios servicios. Discutía, si, con los gerentes de estas corporaciones, pero al final se imponía la recia y única autoridad del Alcalde, por ello no concibo que los alcaldes de ahora no hagan nada y se escuden en el peloteo de responsabilidades que al final a quienes perjudican es al pueblo que los eligió.

Esta semana que pasó visité los sectores de Valle Verde, la Línea de Cavim, El Trapiche, El Mamón, El Jabillo, San Diego y la comunidad de Nuestra Señora de Santa Ana; en la mayoría de ellos, el servicio de aguas blancas es totalmente deficiente y hay casos como El Jabillo que tienen mas de seis meses que no llega agua por las tuberías y en Barrio Unión llega cada dos meses, me dicen los mismos vecinos que yo dejé esos acueducto funcionando perfectamente; y que no entienden por que ahora no les llega el agua.

En mis gobiernos se construyó una planta de tratamiento de aguas servidas; ¡vengan pa’que la vean!, está vuelta chatarra. Se perdió esa importantísima obra para un conglomerado de mas de 50 mil habitantes, y se pierde por la incompetencia, ineficacia e ineficiencia de las autoridades, en especial, el Alcalde de la Ciudad. Lo más grave de esto es que las aguas negras caen al río Morón sin tratar y de allí caen a uno de los atractivos turísticos más importantes y preciados de nuestro pueblo, como lo es nuestra Palma Sola.

Muy pronto, nuestro Gobernador, junto al nuevo Alcalde de nuestro pueblo, presupuestarán las partidas que juntamente al apoyo y apuntalamiento del Gobierno Nacional, convertirán a Palma Sola en el Emporio Urbano-Turístico soñado de nuestra gente morense.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *