Search
lunes 20 noviembre 2017
  • :
  • :

Construyendo alianzas. Postulación, elección y requisitos

Construyendo alianzas. Postulación, elección y requisitos

Nelson Colina

Los Jueces y Juezas de Paz del Municipio Puerto Cabello, en continuación de la actividad denominada “Construyendo Alianzas”, hemos concretado visitas a varias instituciones y organismos, entre ellos: Inspectoría del Trabajo, Dirección de Registros Civiles, Universidad Panamericana del Puerto (UNIPAP); Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente; Diario La Costa; Defensoría Municipal del Niño, Niña y Adolescente y el Consejo de Derechos del Niño, Niña y Adolescente.

En todas estas instancias que están relacionadas con el desempeño de las competencias de los Jueces y Juezas de Paz, la expresión de solidaridad y compromiso mutuo ha sido lo resaltante. Cada titular de esos despachos ha asumido, al igual que los Jueces, que el trabajo mancomunado es garante de conquista de mayores espacios en la ciudadanía porteña, lo que se traduce en mayor acceso y oportunas respuestas a quienes acuden, quienes somos prestadores de los servicios que particularmente tutelamos.

Este próximo día jueves, el Circuito Judicial Penal de Puerto Cabello nos abre sus puertas para un encuentro con su Coordinador, Dr. Carlos Ortega. Allí trataremos asuntos atinentes a la singularidad y particularidad de la justicia de paz en cuanto a la justicia ordinaria.

Habiendo hecho mención en lo referente a las tareas institucionales, continuamos informando sobre otros aspectos de la justicia de paz, tales como: postulación, elección y competencias de los justiciadores de paz.

Para Juez o Jueza de Paz, los ciudadanos y ciudadanas se pueden postular por iniciativa propia o a través de una organización social, del respectivo ámbito territorial (de 4.000 a 6.000 habitantes). Son líderes comunitarios, personas de trayectoria y reconocimiento en una comunidad, que son propuestos por ella misma para que se postulen como jueces de paz, a través de organizaciones comunitarias con personería jurídica, o por grupos organizados de vecinos, y ser así elegidos por votación popular.

La Ley Orgánica de la Jurisdicción Especial de la Justicia de Paz Comunal estatuye en el artículo 6 que para ser Juez o Jueza de paz comunal se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de veinticinco años, saber leer y escribir, tener para el momento de la elección al menos tres años de residencia en la entidad local territorial. No estar sometido o sometida a condena mediante sentencia definitivamente firme ni a interdicción civil, inhabilitación política o administrativa. No pertenecer a la directiva de alguna organización política, gremial o sindical ni ser vocero o vocera de alguna organización del Poder Popular al momento de la postulación, a menos que renuncie a dicha condición. Ser de estado seglar y no pertenecer a ningún estamento militar o policial.

Estos jueces no tienen que ser abogados o abogadas, ni ser profesionales de otras áreas; solamente saber como son y cuales son los principios y valores que unen a su comunidad para que con base en ellos busque soluciones pacíficas a los conflictos. Es decir, se trata de una persona con características muy particulares, pues debe tener un gran sentido de la solidaridad social, sentido común, pues va a resolver conflictos, para los cuales se requieren una persona de gran respetabilidad en la comunidad para que pueda lograr el fin primordial de la Justicia de Paz, como lo es la conciliación de intereses en disputa.

En este sentido, debe ser una persona de reconocida trayectoria moral, sensibilidad social y responsabilidad, así como de comprobada sensatez, capacidad para el diálogo y ser respetuoso de la condición humana de sus semejantes. Otro requisito adicional es el de haber realizado el programa especial de adiestramiento con una duración mínima de 60 días.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *