Search
Domingo 20 Agosto 2017
  • :
  • :

Constituyente “Poder sin Límite”

Constituyente “Poder sin Límite”

Héctor J. González Montero

La historia institucional de Venezuela ha presenciado varios “procesos constituyentes” y reformas constitucionales así como otras tantas constituciones producto de esos procesos: como en 1811 o en 1947, la nueva Constitución implicó una ampliación de los derechos de los ciudadanos. Otras veces, como entre 1908 y 1935, las reformas a la Constitución sirvieron para aumentar los poderes del presidente. Como ocurrió, precisamente, también en el proceso constituyente de 1999. Como advirtió el profesor Allan R. Brewer-Carías, hasta 1999 los “procesos constituyentes” que dieron lugar a constituciones siempre fueron el resultado de una ruptura del hilo constitucional, generalmente a partir de las distintas revoluciones que marcaron el calendario político. Pero, en realidad, a los únicos procesos constituyentes a los que genuinamente puede dárseles ese calificativo son al de 1811 comenzado el tránsito de la monarquía a la república, y al proceso constituyente en 1830 cuando se produce la separación de Venezuela de la Gran Colombia. El Estado venezolano se constituyó en 1811, con lo que no hace ni ha hecho falta en realidad ni “reconstituirlo” ni “refundarlo” de nuevo. Y menos gritar a los cuatro vientos “que ahora tenemos Patria”…Patria hemos tenido desde 1811. Por esto, los términos “Asamblea Nacional Constituyente” o “proceso constituyente” han sido utilizados en varias oportunidades como una excusa para afianzarse en el poder, o para la ampliación de las competencias presidenciales. En otras ocasiones, como en el período entre 1908 y 1935 no se convocaron “procesos constituyentes”, sino que se realizaron enmiendas puntuales a la Constitución para ajustar así las constituciones a las necesidades políticas que se querían atender en el momento e incorporar algunos aspectos que no estaban muy claros en la Constitución de la época. El 2 de marzo de 1811 se instaló el primer Parlamento en el país: el Supremo Congreso de Venezuela, también conocido como el Congreso Constituyente de 1811. Aquel Parlamento se convocó según lo dispuesto en el Reglamento de Elecciones redactado por Juan Germán Roscio. La vigencia de la Constitución de 1811 fue efímera. Diversas razones dieron lugar a la llamada “caída de la Primera República”. De hecho, al sistema institucional creado por la Constitución de 1811, según el cual el Poder Ejecutivo no era fuerte, se atribuye, entre otras razones, la caída de la Primera República. El mismo Bolívar criticaría amargamente el esquema de la Constitución de 1811 en su Manifiesto de Cartagena de 1812 y luego en el Discurso de Angostura de 1819. A la Constitución de 1811 le seguiría la Constitución de 1819, llamada “Constitución de Angostura” e influenciada por algunas de las ideas de Simón Bolívar. La Constitución de 1819 sería sustituida por la Constitución de 1821, la cual fue promulgada por Bolívar luego de la Batalla de Carabobo. Poco antes de morir Bolívar, el Congreso de Valencia dictaría la Constitución de 1830, promulgada por José Antonio Páez, que sellaría nuestra separación de la Gran Colombia. Esta Constitución de 1830 sería una de las constituciones con mayor tiempo de vigencia: fue sustituida por la Constitución de 1857. Sin embargo, esta Constitución de 1857, que fue impulsada por Monagas para asegurar su reelección, sería a su vez sustituida por la Constitución de 1858, producto de la Gran Convención Nacional convocada por Julián Castro, quien lideraba la Revolución de Marzo. Luego de las Guerras Federales, la Constitución de 1858 sería objeto de reforma por la Constitución de 1864 y recogió la repartición del poder de los caudillos regionales. La Constitución de 1864 tendría una vigencia de 10 años, siendo objeto de reforma constitucional para dar lugar a la Constitución de 1874 luego de la Revolución Azul y de la Revolución de 1870. La Constitución de 1874, a su vez, sería objeto de reforma constitucional, para dar lugar a la Constitución de 1881, luego de la Revolución Reivindicadora de 1879. La Constitución de 1881, muy influenciada por Antonio Guzmán Blanco y conocida en nuestra historia como la “Constitución Suiza”, también tendría una vigencia de 10 años, siendo sustituida por la Constitución de 1891. Luego de la Revolución Legalista, la Constitución de 1893 será la última del siglo XIX. Esta última Asamblea Nacional Constituyente 2017, tienen fines muy particulares y es evidente que están abriendo el paso a las decisiones y capricho del gobierno, comenzando como un tribunal Inquisidor a eliminar a todos organismos que no sigan la línea dictada por el ejecutivo, dictándose ellos mismos una vigencia de dos (2) años…o sea, destituyendo y nombrando a su antojo en los cargos según sus intereses… Diosdado es el pitcher y Delcy es la cátcher….un juego sin rivales ni strikes …y de paso sin árbitros….

 

0424-4038633

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *