Search
miércoles 22 noviembre 2017
  • :
  • :

Mis Reflexiones Constituyente de la Paz…Yo te aviso…!

Mis Reflexiones Constituyente de la Paz…Yo te aviso…!

Rafael Garrido

Aunque siempre he mantenido mi posición de que la constituyente sacada de la chistera de Nicolás Maduro no podrá realizarse, también soy de los que piensa que el día que se le ocurrió tan brillante idea era porque había soñado que sus días en la presidencia de la República se le estaban agotando. El presidente atisbó en el espacio sideral y se dio cuenta que 2017 se tornaba infinito para el ejercicio de sus funciones en el Palacio presidencial; y por eso buscó de agarrarse de la figura más controversial que pueda tener la Constitución para resolver situaciones como la que padece Venezuela, que sin lugar a dudas son situaciones críticas, pero que no ameritan transformar el Estado, crear un nuevo orden jurídico y menos redactar una nueva Constitución, que por lo demás, la que tenemos los venezolanos pudiéramos decir sin temor a equivocarnos que es una de las constituciones más perfectas del Universo. Al presidente y sus amigos, ya es público y notorio que sus costuras no solamente se las estamos viendo los venezolanos, es que ya el mundo entero se está haciendo testigo de que el gobierno de Venezuela se salió de los canales que establece un régimen democrático.

Como todo el mundo sabe, y por supuesto el Presidente también es del conocimiento de las bondades de nuestra Carta Magna, ha tratado de engatusarnos con una filosofía barata de que el esperpento en cuestión es la constituyente de la paz; y es aquí donde el azaroso presidente se dio la espalda y mostró las verdaderas costuras que tal vez no habíamos divisado con los detalles que hoy se las vemos, ¿Cómo puede ser este espantajo un instrumento de paz, si lo que ha visto el mundo entero a la luz de las manifestaciones pacíficas convocadas en el marco de la Constitución por una oposición -que ya es 90% de los venezolanos- es una brutal represión y una violencia con saña contra un pueblo que no pide otra cosa que no sea acabar con el desabastecimiento de alimentos y medicinas, permitirnos a este pueblo democrático que nos expresemos en elecciones libres, universales directas y secretas; la libertad de los presos político, ah…y que por supuesto se respete el orden constitucional, empezando por respetar al poder, hoy por hoy más legítimo de Venezuela, como es la Asamblea Nacional, en especial esa mayoría calificada que eligió con gran fe el pueblo venezolano hace exactamente año y medio.

Ahora bien señor presidente, cómo piensa Ud. que los venezolanos pudiéramos creerle que después de su adefesio tendremos paz si lo que hemos visto es lanzarle a quemarropa a nuestros jóvenes lacrimógenas que salen como bazuca contra la humanidad de ellos. O sea, los mismos que dan órdenes para reprimir, son los mismos que darán las instrucciones en el proceso prostituyente? Y por supuesto son los mismos que ordenan a que suban 30 jóvenes a un camión cava y luego de lanzarles gases lacrimógenos les trancan las puertas y se los llevan a los calabozos. Señor presidente, Ud. no tendrá a más nadie en ese proceso que los mismos que ordenan lanzar lacrimógenas, perdigones, tuercas, metras y balas en edificios residenciales donde hay niños, ancianos y seres humanos a los que se les debe un mínimo de consideración y respeto, porque nosotros no elegimos un régimen para que nos avasallara y nos oprimiera de la manera como lo estamos sintiendo los venezolanos y observando una comunidad internacional, que en la mayoría de las veces voltea la mirada para no percatarse de lo que están padeciendo sus pueblos vecinos; porque aun cuando un país diste miles de millas o kilómetros, son vecinos porque pertenecemos a una Aldea Global.

Ah…señor presidente, y los mismos que ordenaron vejar al presidente de la Asamblea Nacional, que fue electo como Ud.; pero que además golpearon a mansalva, en presencia de guardias nacionales, a diputados también electos como Ud.; ¿serán los mismos que dictarán normas, preceptos y reglas en el esperpento constituyente? No señor presidente, no solamente yo, ningún venezolano le está creyendo su farsa, su trampa cazabobos; porque ese traje a su medida lo va a usar Ud. y tal vez Cabello si Ud. se lo deja quitar.

Nosotros tendremos una consulta popular, el plebiscito, que es constitucional. ¡Pido a Dios y al pueblo que el domingo 16-J salgamos 12, 14 millones de venezolanos para que Ud. se vaya en paz.

 

.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *