Search
martes 21 noviembre 2017
  • :
  • :

Mis Reflexiones Ella no es de oposición… Es demócrata..!

Mis Reflexiones Ella no es de oposición… Es demócrata..!

Rafael Garrido

Me vi obligado a escribir este artículo, porque, hay que ver la cantidad de conjeturas y suposiciones que ha despertado la valiente posición de la ciudadana Fiscal General de la República. Unos dicen que ella se le salió la viveza criolla y anda buscando zafarse del juicio de la historia y del no menos implacable dictamen por crímenes de lesa humanidad y por la violación de los derechos humanos en una dictadura de la cual ella formaba parte. Otros dicen que no está sola y que cuenta con apoyos incondicionales que le insuflan energías y la motivación necesaria para atreverse a cuestionar la espeluznante dictadura. Hay quien dice que algo le hicieron sus camaradas y que no hay transparencia en su accionar. Y también hay quienes sostienen que ella dejó pasar mucho tiempo y que avaló actos que muy bien pudo parar a tiempo y no permitir los daños y perjuicios que causó la violación de derechos humanos, en especial en las manifestaciones de 2014.

Lo cierto es que estamos en presencia de unas reflexiones y preocupaciones muchas veces inhumanas, por reprimendas y reproches que en la mayoría de los casos carecen de fundamento, debido a que esos supuestos negativos que se le atribuyen a la postura de la Fiscal, lo único que dejan bien claro es el extraordinario coraje y valor democrático del que hace gala la Doctora Luisa Ortega Díaz. Particularmente en mi, la ciudadana Fiscal ha provocado entusiasmo y aumentado mi Fe de que en Venezuela no se instaurará un régimen oprobioso y violador de los derechos humanos al estilo de Cuba con el Castro-comunismo. Ella me ha inoculado una enorme motivación, porque hasta ahora es la funcionaria de más alto rango que ha invocado el artículo 333 de nuestra Constitución del año 1.999. -claro aparte de la mayoría calificada de la Asamblea Nacional- Ella sabe y lo ha ratificado hasta el cansancio, que en nuestro País se rompió el hilo Constitucional, y que al día de hoy la Constitución no tiene vigencia; así que ella, que está investida de autoridad, esta cumpliendo con el deber de colaborar con el restablecimiento de la efectiva vigencia de nuestra Carta Magna. Que digan, ¿Por qué la Fiscal hace lo que viene haciendo ahora y no lo hizo en el pasado? Yo diría que el calendario para la ejecución de acciones de cada quien, es un asunto esencialmente personal, sobre los cuales no tienen cabidas opiniones ajenas a la persona en cuestión. Ella consideró que este es el momento y la hora oportuna, y bajo esta premisa está desarrollando su accionar, y está actuando apegada a la Constitución; porque a diferencia del régimen, que viola la Carta Magna de manera flagrante y por demás insolente, ella no hace otra cosa que procurar el respeto y el apego irrestricto a su vigencia, conducta sobre la cual merece todo el reconocimiento de ese 90% de venezolanos que reconocemos a nuestra Constitución como uno de los ordenamientos más perfectos de país alguno.

Está bien claro que la Doctora Luisa Ortega Díaz no es de la oposición. Ella no ha negado en ningún momento su condición de chavista- pero esta demostrando su condición de demócrata, y sin duda ha venido a convertirse en una gran aliada de los sectores y dirigentes que tradicionalmente nos hemos opuesto al régimen. El que ella diga que “Venezuela no es un Estado de Derecho, y que al contrario, es un Estado Policial”, es una afirmación que tiene mucho más peso expresado por ella que por cualquier opositor, inclusive del más alto nivel. El que ella reitere que “el procedimiento de convocatoria a la Asamblea Constituyente es totalmente inconstitucional y que con ello se está cerrando la última puerta de la Democracia”, son palabras mayores dichas por una representante de un Poder Público Nacional, que de paso, sabe lo que está diciendo, y el mundo entero no tiene que indagar e investigar sobre lo expresado, porque simple y llanamente lo está diciendo la persona con la capacidad intelectual e institucional más versada, a la cual no pueden tildar de ser una agente política de la oposición.

Lo cierto es que la Dra. Luisa Ortega Díaz se ha convertido en el símbolo de la más estruendosa fractura del gobierno cabello-madurista que ella ayudó a forjar. Ella es hoy por hoy, la voz más crítica de la dictadura, por ello también es blanco de ataques de los socios del gobierno más corrupto de la historia republicana de nuestra querida Venezuela.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *