Search
miércoles 13 diciembre 2017
  • :
  • :

“Lo que le queda al pueblo es invocar el artículo 350 y mantener la calle”

“Lo que le queda al pueblo es invocar el artículo 350 y mantener la calle”

Francisco Chirinos/Foto / José Martínez  

“María Corina Machado ha dicho que lo que nos queda es aplicar el artículo 350 de la Constitución Nacional, que otorga el derecho al pueblo venezolano de mantener la desobediencia al régimen cuando éste transgrede la democracia, tal como está ocurriendo con Maduro y su combo que pisotean la legalidad”.

Así lo afirmó Orlando Martínez, coordinador municipal de Vente Venezuela en Puerto Cabello, en torno a la actual situación del país que ya alcanza más de 60 muertos desde hace más de un mes cuando iniciaron una serie de protestas de calle contra la decisión del la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia que despojó de sus facultades a la Asamblea Nacional.

“No podemos aceptar la actuación de un grupo minoritario violando las normas democráticas para mantenerse en el poder. Y es menos aceptable que algunas instituciones estén apoyando a estos sujetos sólo por preservar sus privilegios, olvidando que el pueblo mayoritariamente rechaza al régimen madurista tutelado por el régimen cubano”.

Martínez llamó al pueblo a mantenerse en la calle, “en desobediencia para rechazar este régimen y su propuesta de Constituyente ilegítima para tratar de perpetuarse aun siendo minoría y aislado internacionalmente, enfrentado a la Organización de Estados Americanos, a las Naciones Unidas y a todos los organismos hemisféricos que han condenado la flagrante violación de derechos humanos y la comisión de delitos de lesa humanidad.”

 

Regionales insuficientes

Orlando Martínez refirió que el rechazo a la convocatoria a una Constituyente supera el 78% de la población, “por lo que ese contrabando que intenta pasar Maduro con la anuencia de Tibisay Lucena no es digerible por el pueblo que lo que reclama es democracia y cambio con la salida de Nicolás Maduro del poder.

No tiene respaldo esa Constituyente ni tampoco la convocatoria a elecciones de gobernadores porque estas últimas no son más que un ardid para tratar de calmar la indignación nacional y meter de contrabando una elección ilegal de una ANC que sólo vendría a hacerle un traje a la medida al autócrata”.

Lo primero que puede hacer una Constituyente sesgada, como la que pretende implantar Maduro, es eliminar las gobernaciones y alcaldías o suspender tales elecciones, “como le gusta al régimen desde que se supo minoría, que no haya nunca elecciones y sí las hay las irreconoce como ha hecho con la elección de la Asamblea Nacional”.

 

Calle y más calle 

El dirigente municipal de Vente Venezuela reiteró que ante la fase de desespero que muestra el régimen, ya al margen de la legalidad y asilado nacional e internacionalmente “por sus decisiones que tienen a los venezolanos sin comida y sin medicinas, lo que procede es que el pueblo se mantenga en la calle y así lo exhortamos.”

Apuntó que la Asamblea Nacional, única instancia facultada para aprobar los créditos y endeudamientos de la Nación, “no le va a aprobar ni un solo contrato al gobierno, que anda buscando oxígeno con prestamos chinos y rusos que son producto de la sed de dinero luego de que acabaron con los milmillonarios ingresos cuando el petróleo estuvo por encima de los 100 dólares y la corrupción roja rojita los devoró.

Vente Venezuela se mantiene en la calle democráticamente y no permitiremos que este régimen nos robe la democracia, pacíficamente no descansaremos hasta lograr este objetivo y que vuelva la paz a nuestra república”, reiteró Martínez.

“Consideramos que las regionales no son suficientes para salir de este gobierno, por lo que hay que seguir en la calle para impulsar esa salida”, dijo Martínez al estimar que “parte del mismo oficialismo se ha manifestado contra la Constituyente: la fiscal general de la república Luisa Ortega Díaz, dos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, varios exministros y algunas partes de partidos del polo patriótico, lo que pone de manifiesto que dentro del mismo gobierno hay gente sensata que sabe lo descabellada que es esa convocatoria y, lo más importante, que la misma no es la solución para los graves problemas del país”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *