Search
Jueves 27 Abril 2017
  • :
  • :

Un venezolano en Turquía

Un venezolano en Turquía

Julio César Pineda

En la geopolítica del siglo XXI y especialmente frente a la crisis actual del Medio Oriente, como es el caso de la guerra en Siria, Turquía desempeña un papel fundamental. No puede entenderse el Medio Oriente y no habrá solución en Siria sin la participación de las tres potencias regionales: Arabia Saudita, Irán y Turquía.

Con el fin del Imperio Otomano y la creación de la República Turca en 1923, Ankara y Estambul son referencias obligadas para la diplomacia, el comercio y las relaciones internacionales y una excepción extraordinaria en el mundo musulmán, donde se ha demostrado que el islam es compatible con la democracia y que bajo el Corán pueden establecerse sistemas constitucionales con división de poderes, elecciones, participación de la mujer, desarrollo y respeto a los Derechos Humanos.

En estos días donde se hace tanta referencia a Turquía por la reciente consulta electoral, como venezolanos recordamos el papel especial de un compatriota, admirado por los turcos y olvidado por nosotros, que jugó un rol de primera importancia en el ejército Otomano durante la I Guerra Mundial.

El tachirense nacido en San Cristóbal en 1877 Rafael Nogales Méndez llegó a Estambul a comienzos de 1915 y desempeñó altos cargos en el ejército otomano. Como Lawrence de Arabia, en el mismo tiempo y en los mismos escenarios, dejó su huella en los campos de batalla pero también su testimonio literario. Igual que en “Los Siete Pilares De La Sabiduría”, donde el británico narra su experiencia militar y humana; Nogales Méndez en su obra “Cuatros Años Bajo La Media Luna” describe sus hazañas militares y su vida en el mundo del Islam.

Desde 1918 participó en la Gran Guerra tanto en la Antolía Oriental en el frente ruso como en el Medio Oriente, contra los ingleses, franceses y árabes. Manejaba varios idiomas y conoció la cultura de estos pueblos. Siempre fue respetuoso con la religión y las tradiciones de los seguidores de Mahoma.

Después de la derrota del Imperio Otomano el 31 de octubre de 1918 al llegar al Bósforo ve con tristeza las banderas francesas, inglesas e italianas en la capital otomana. Solicitó la desincorporación del ejército y se le concede la condecoración de Mesidi por el Sultán Vahdttin y se despide de su parte adoptiva con un saludo militar.

En Turquía y en gran parte de Europa se le reconoció como militar y como escritor, en Venezuela siempre fue un ilustre desconocido, repudiado por los gobiernos de Castro y Gómez y apenas reconocido por jóvenes militares de la época y por algunos académicos que han dado testimonios de su lucha y su obra, entre ellos nuestro amigo profesor de la Universidad Simón Bolívar y exembajador de Venezuela en Turquía Nweihd Kaldone.

Junto con varios periodistas de América Latina de la fuente diplomática, fuimos invitados a conocer la nueva Turquía. Fue muy grato encontrar en el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Capital Turca a su director Mehmet Necati Kutlu quien nos obsequió su tesis de grado recogida en un libro bajo el título “Nogales Méndez Un caballero Andante en Turquía”, donde exalta al militar, el periodista, escritor y aventurero y el particular periplo del venezolano en tierras otomanas.

Precisamente en la Universidad Bicentenaria de Aragua (UBA) y con el apoyo de la embajada de Turquía en Venezuela se ha creado la cátedra histórica sobre Rafael Nogales Méndez y en la Universidad Santa María (USM) este tema se considerara en el recién creado Centro de Estudios para Medio Oriente.

Este venezolano conoció la historia de los jóvenes turcos y su movimiento iniciado en 1908 que desencadenó la caída del sultán Abdulhamit II y el proceso nacionalista, jóvenes que buscaban el cambio político y económico en un imperio que mostraba ya su ocaso. Precisamente fue Musataf Quemal Ataturk, brillante militar de la batalla de Galípoli quien lideró el movimiento nacional turco que llevó a la creación a la república laica y democrática de Turquía. Esa guerra de independencia entre 1919 y 1923 abrió una historia para esta nueva república cerrando su pasado imperial. Nogales Méndez conoció las incidencias del Tratado De Lausana donde se reconoció las fronteras turcas de hoy, contempló el fin del Sultanato con 623 años del dominio otomano y la proclamación del Estado Republicano donde el Islam dejó de ser religión oficial y donde se sigue el modelo constitucional de Occidente, incluyendo la abolición de los caracteres árabes para escribir el turco en letras latinas y que llevó a la proclamación del 29 de octubre 1923 del nuevo Estado con su nueva capital Ankara.

Hasta hoy este ha sido el modelo de Estado y de gobierno que disfrutan 80 millones de habitantes en un territorio de 780 mil km cuadrados, una democracia funcional y un crecimiento del PIB superior al 7% .

Los turcos y la comunidad internacional, esperan al margen de los resultados electorales y de la actitud del Presidente Erdogan que la democracia y el Estado laico, continúe el mismo camino que inició Ataturk y que contempló en su evolución hasta 1937 un venezolano: Rafael Nogales Méndez.

 

Jcpineda01@gmail.com / @jcpinedap




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *